Maternidad

Carta a un bebé a punto de habitar la tierra


Hijo: bienvenido a este caos. Y no lo digo porque vivamos en Bogotá, porque esta ciudad, a pesar de todo lo que ha padecido, de sus gobernantes y su sobrepoblación es un lugar que le abre las puertas a todos los demás. A venezolanos con ganas de reconstruir sus vidas, a caleños que extrañan su calentura pero agradecen el clima del medio día que les permite salir a almorzar caminando sin deshidratarse. A paisas que decidieron emprender en la capital, a pastusos que se siguen juntando en casas para tomar hervidos y escuchar música andina. A todos.

Bogotá es de todos los colombianos y por eso te voy a enseñar a cuidarla, amarla y respetarla.

La situación de nuestro planeta es triste. De hecho estamos bastante mal. Padecemos las consecuencias de nuestra indiferencia y nuestro derroche. Ahora le debemos al planeta. Le debemos recursos naturales, oxigeno, agua, bosques, le debemos hasta hielo. Para ponerte al día: los humanos nunca hemos sido conscientes de nuestro consumo, ahora todo lo que nos hemos comido, tirado a la basura, maltratado, quemado… nos está pasando factura. Sin embargo, estamos rodeados de personas que hicieron un alto en el camino, transformaron su mentalidad y ahora son conscientes de que cada acción que realizamos tiene una consecuencia. Vas a encontrarte personas que te van a explicar la importancia de comprar con moderación, de re utilizar lo que pensamos que es basura, de comer sin desperdiciar alimentos y muchos de estos seres maravillosos están a mi lado. Yo te los voy a presentar.

Tendrás que entender que el planeta puede sobrevivir sin nosotros, pero nosotros dependemos de todos sus recursos para seguir existiendo

La desigualdad social nos ha traído la mayor parte de nuestros grandes problemas. Existe gente con mucho mucho dinero y gente que vive con muy poco, casi nada. Al principio seguro te sorprenderás al ver tanto y tan poco, vas a agradecer haber nacido dentro de una familia que puede darte todo lo que necesitas, sin excederse en lujos ni accesorios innecesarios. Pero, además, vas a tener que compartir lo que tienes con los que no tienen tanto.

Lo principal será entender la realidad de este país. Reconocer que la vida no es solo el circulo que te rodea. Hay una realidad distinta. Hay gente que se acuesta con hambre, que no puede ir al colegio, que ha perdido un ser querido frente a la puerta de su casa de manera muy cruel, gente que no abre la llave y puede llenar un vaso de agua sino que debe ir a buscarla a muchos kilómetros de distancia.

Esta diferencia tan marcada entre unos y otros hizo que los campesinos, quienes sufrían gran parte de la inequidad social, tomara las armas hace más de 50 años y se enfrentara al Estado y en esa lucha también cayó la sociedad civil. Y fueron más de 50 años llenos de mucha sangre. Familias desintegradas, niños internándose en la selva para combatir al lado de la furia, mucho dolor hijito; culpables de lado y lado, más actores armados, problemas más grandes, toda la tristeza que puede traer una guerra. Pero recientemente uno de estos grupos insurgentes decidió dejar las armas y nuestro país firmó un Acuerdo de paz para la terminación del conflicto que  ha traído una transformación a este país. Vas a nacer en una nación donde no existe la guerrilla de las Farc pero si sus ex combatientes y sus enemigos. No creas que vas a nacer en un país en paz, pero si en un país que va caminando hacia ella, a pico y pala, pero caminando.

Este no es un país de mentes abiertas, pero me alegra comunicarte que estamos trabajando por hacer un mejor lugar para la diferencia en todas sus dimensiones y virtudes.  Por lo menos tú vas a tener la fortuna de nacer en medio de dos personas que respetan y acogen la diferencia. Si te trajimos a este mundo nos comprometemos a respetar todo lo que escojas para ser feliz, siempre que no maltrates a ningún ser vivo ni pases por encima de la dignidad de los otros.

Y ese respeto por la diferencia lo vas a sentir desde que nazcas. Te informo, querido bebé, que te va a rodear el amor de personas que han nacido en distintas ciudades del país y por eso tienen costumbres muy distintas, maravillosas, comenzando por tus papás.  Tu papá nació, como tú, en Bogotá y eso ha determinado su carácter por completo.  Es un hombre muy respetuoso, absolutamente amoroso, cariñoso, tiene alma de niño (colecciona consolas de videojuegos y muñecos de comics) pero es un abuelito para sus amigos. Tu mamá es una negrita caleña más bien extrovertida y alegre que te va a enseñar a bailar, a ser muy amable y sonriente con todos a tu alrededor. Tus abuelos son de Santander, de Nariño y del Cauca ¡Que mezcla! Tus tios están en España, Alemania, Cali y Bogotá. Y vas a tener muchos amigos adultos de Bogotá y Medellín quienes van a ser muy generosos y cariñosos contigo, como han sido conmigo. Entenderás, con nosotros, el inmenso valor de la amistad. La hermandad que puede surgir entre dos personas desconocidas que se juntan porque comparten gustos, espacios e intenciones y lo más importante: convicciones. Eso se llama amistad.

Mi amor: bienvenido a la tierra. Hay lugar para todos si respetas la diferencia que habita en el otro.



También le puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Susana Rivera
    8 octubre, 2017 at 9:33 pm

    Simplemente hermoso…!!! La buena noticia es que tu…querido bebe vas a hacer parte de la grandiosa generacion que va a cambiar el mundo. Tantas lindas enseñanzas de tus padres y allegados te van a permitir luchar por un mejor futuro….Gracias de antemano. SOLO QUIERO QUE SEAS MUY FELIZ

  • Responder
    Fernanda Usma
    10 octubre, 2017 at 10:02 pm

    Mona felicitaciones! Solo Nos queda inyectarles responsabilidad, amor, conciencia y fe a estos pequeñines con ejemplo. #bestmom

  • Deja un comentario