Maternidad

Estoy embarazada, el mayor susto de mi vida


(Esta fue la primera carta que le escribí al bebé que tengo en la panza. Muerta del susto quise notificarle cómo fue el día que nos enteramos que seríamos papás y todas las sensaciones que una noticia de este tamaño podía generar)


Hoy me di cuenta que estabas dentro de mí

Estaba sola. Juan (tu papá) había dormido conmigo en el nuevo apartamento que yo había arrendado ocho días antes para vivir sola y en el que nunca dormí sola, porque hoy, esta noche era mi primera vez, y tú estás en mí, así que ya estamos juntos, para siempre.

Pedí la prueba de embarazo a domicilio, cuando llegó se me aceleró el corazón.  Hice lo que indicaban las instrucciones: tres goticas de orina en la placa de plástico, esperar tres minutos y mirar. La dejé en el baño, y cuando volví ahí estaban las dos rayitas claras, marcando tu vida dentro de mí. Me aterré. Sonreí y también lloré. Estaba nerviosa, miedosa. Llamé a tu tío Jose, se alegró y me aconsejó  ir inmediatamente donde tu papá, contarle la noticia que lo tomaría por sorpresa.

Me vestí, hacía mucho frio, más de lo normal, y salí. Llegué donde tu papá y le conté inmediatamente. Me abrazó, me dijo que nunca estaría sola , se asustó mucho, y lo comprendo. Hacernos responsables de tu vida nos da miedo, aunque confiamos en el poder del amor que te rodea y también en dios.



Salimos a hacernos la prueba de sangre que comprobaría científicamente que estoy esperándote. Con el paso del tiempo asimilábamos la situación y poco a poco fuimos bromeando al respecto. En la radio justo conmemoraban el día en contra del trabajo infantil, los locutores del programa Dos y punto, en el que trabaja nuestro buen amigo Rivas, celebraban “haber tenido un hijo” porque hacía nueve meses que el programa había comenzado.

Sonreíamos con nervios de las coincidencias. Ya en la casa de tu papá me abrazó nuevamente, me dijo que tendríamos una familia hermosa llena de amor, que tendríamos que revisar qué haríamos con la gata (Miñia, la buena Miñi que tu papá adoptó hace dos años) y que enfrentaríamos este reto como adultos que somos.

Quise venirme a mi casa a estar sola contigo, no sé por qué pero quería estar sola. Entender la dimensión de lo que está a punto de sucederme. Mirarte en mi barriga aun plana, hablarte, acariciarte, tratar de sentirte.

Te quiero, no sé cuántos días tienes pero te quiero y deseo que vengas a este mundo, que trates de hacerlo un lugar más bueno, que aprendas lo mejor de mí, y lo más bello de tu papá. Que ames a los animales y la naturaleza, que seas generoso y bondadoso con los demás , que llegues a cumplir tus sueños y que seamos felices los tres, a la manera de cada uno, siempre juntos desde el corazón.

– Tu mamá.


También le puede interesar

5 Comentarios

  • Responder
    Nathalia Monroy
    3 octubre, 2017 at 8:51 pm

    Lloré! Literalmente lloré con este post. Moni, dedo mucha felicidad para ti, tu novio y esta personita que viene en camino y que te pondrá los retos mas grandes de la vida, pero que también, estoy segura, te dará las alegrías mas inmensas.
    Abrazo!

    • Responder
      Mónica Diago
      3 octubre, 2017 at 8:59 pm

      Ey Naty! gracias por leer! gracias por esa energía, te mando un abrazote

  • Responder
    Anamaria López (nani)
    8 octubre, 2017 at 8:54 pm

    Mona….. estoy orgullosa de ti….. de la mamá que eres, porque desde ya has entendido la esencia de der mamá desde la sensorialidad que encierra el vivido de esta relación con tu nene….. te quiero !!!! Gracias por hacer de este mundo un lugar mejor, porque de seguro asi será…..

    • Responder
      Mónica Diago
      11 octubre, 2017 at 7:42 am

      Nani! jeje que linda, ahí vamos, apenas aprendiendo pero todo con mucho amor y honestidad. Que bueno verte este finde!

  • Responder
    Gloria Bautista
    24 octubre, 2017 at 11:09 am

    Hola Monica!! Te felicito! vas hacer Mamà!! Ese angelito lìndo que tienes en tu panza es una gran bendiciòn. Muchas Felicidades y alegrìas, Recuerdos gratos y cariñosos. Un abrazo.

  • Deja un comentario