Maternidad

Vicios callejeros que tengo que replantear con la llegada de mi hijo


A punto de convertirme en una mamá, me preocupan aquellos comportamientos que me han hecho un poco gamina, como diría mi mamá. ¿Debo ser más decente para poder criar a mi retoño?  ¡Ayuda!


Lo que debo replantear:

– Decir las palabras al revés : Humberto de la Lleca por Humberto de la Calle.

Soque, en lugar de queso.

Chele en lugar de leche.

– Llamar “pedo, caca, Juana Sebastiana la vomitona” a mi novio.

– Decirle a mi mamá “hola anciana decrépita”.

– Saludar a mi papá con “qué dice el gordo más obeso del Valle del Cauca?”.

– Tomar directamente de la bolsa de leche.

– Tomar directamente del tarro del yogur.

– Tomar directamente de cualquier envase de alimento líquido.

– Servir la comida en servilletas para evitar ensuciar platos.

– Revolver el jugo con tenedor en un restaurante, o en su ausencia, con el dedo tratando de no ser vista.

– Quitarme el esmalte de las uñas con los dientes.

– Dejar los zapatos en lugares estratégicos para que mi novio se tropieze.

– Dejar comida en el plato.

– Comprar cosas que no necesito solo porque están baratas.

– Desvestirme en la sala mientras canto canciones de Alejandra Guzmán a grito herido.

– Decir groserías.



También le puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    TM
    28 enero, 2018 at 9:28 am

    Siiii!
    Los niños NO aprenden de nuestra lora, cantaleta ni repetidera.
    Solo de nuestro ejemplo…
    Duro trabajo tratar de ser concientes que toooodo el tiempo nos miran y aprenden.

  • Deja un comentario